Tu Mirada

Las miradas que nacen del amor puro y sincero  poseen una luz muy  propia y especial, cuando están desnudas, dispuestas y libres para su ser amado. Una mirada enamorada es capaz de interpretar el sentido y la visión  de quien la acompaña y se mantiene vigilante  y con esperanza aunque esté inquieta.

Con cariño

TU MIRADA.

Yo te miraba en silencio y buscaba sutilmente,
mi silueta reflejada en tus pupilas perfectas,
quería tatuarme en tu alma, dibujándome  en tus ojos,
y así saciar los antojos de tu ilusión mas ferviente.

Aquella luz tan radiante de tu mirada serena,
me invitaba a contemplar, sin cesar aquella estela
de motivos para amarte, sin limites ni fronteras,
sin censuras, ni reproches, durante mi vida entera.

Y podía quedarme allí, sin perderte algún detalle,
disfrutando dulcemente las caricias que a lo lejos,
me ofrecías al contemplarme, con la gran delicadeza,
de la esencia de tu alma, y su perfume fascinante.

Me abracé a lo dilatado de tu visión tan inmensa,
que irradiaba la belleza de una gran paz interior,
liberabas mis angustias, mis tristezas, y mis penas
refugiándome en el templo que avivó mi corazón

Mary González S./YM-1122.

Tu mirada

 

 

9 pensamientos en “Tu Mirada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s