Cándida niña

Cuando debemos separarnos del amor de nuestra juventud, puede romperse en pedazos  para siempre la sonrisa, el corazón y los sueños.

Con Cariño.

Mary González S. /YM-1122

Cándida niña.

Las circunstancias rompieron en mil pedazos su alma,
desvaneciendo la calma de su corazón sincero,
así fueron consumiendo los temores sus entrañas,
y cabalgaron con saña, amedrentando sus sueños.

Donde quedó la sonrisa, las alegrías y los versos,
de aquella cándida niña, que emancipada en sus sueños,
se revelaba al destino, y se abrazaba a los besos,
de aquel amor que la amaba y le ofrecía pacto eterno.

Mary González S. /YM-1122

Cándida Niña

5 pensamientos en “Cándida niña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s